Get Adobe Flash player

 stafieri01
Retrato de David Staffieri pintado por el artista Osvaldo Traficante

Si dejáramos volar la mente y hacemos el ejercicio de buscar en nuestro pasado un modelo médico, de difícil reproducción, por el marco de la realidad que vivimos, no podemos dejar de encontrar la figura integral, humana, y académica de David Staffieri.

Nació en nuestra ciudad el 5 de noviembre de 1891, en una época que presentará diferentes aspectos a medida de su transcurso, desde la medicina empírica, de principios poco demostrables, hasta la que con sus adelantos, su riqueza de fuentes nuevas, dieron mayores posibilidades y a su vez abrieron nuevos horizontes.

Rosario, segunda ciudad de la Argentina, contaba en 1891 con alrededor de 92.000 habitantes.

Hijo de Juan Staffieri y de doña Feliciana Giani. De hogar humilde y laborioso, siendo hijo único, queda huérfano de padre a corta edad, quedando en manos de su madre su educación y formación que, según sus palabras "...presentaba conceptos de jerarquía, de respeto, de afecto y de moral que eran los difusos y normales en el ambiente de la época". Concurre al viejo colegio nacional, el único de la época, donde efectúa sus estudios primarios y secundarios. Comienza sus estudios médicos en la ciudad de Buenos Aires a principios de 1908, de ello recuerda "...personalmente he tenido la providencial fortuna de haber encausado desde muy temprano mis actividades en los carriles de mi autentica vocación"

Fue formado por los maestros de la época Ayerza, Guemes, Allende, Sicardi, Pena Piñero, Araoz Alfaro, Centeno, Cromwell, etcetc. "...los maestros de entonces como los que luego les sucedimos, sólo tenían particular simpatía y si acaso singular benevolencia para quienes, menos dotados por la fortuna, eran sólo hijos de su propio esfuerzo...". Egresó en 1915 con medalla de oro y diploma de honor.

Todos sus mensajes se caracterizan por la palabra justa, los conceptos claramente expresados, con una fluidez que permite su entendimiento fácil, pero a su vez con gran contenido, utilizando por momentos terminología que podría resultar, en nuestro tiempo, altisonante, pero que es la necesaria para darle hermosura al conjunto. Escribía en la misma forma en que se expresaba. Recuerdo en una oportunidad haber escuchado a un colega solicitar que se invitara a Staffieri para hablar, no importaba el tema, solamente por el gozo de su buen decir.

Luego de perder el concurso de Semiologia y Clinica Propedeutica ocupò el cargo de Titular en Clínica Medica. Desde 1922 hasta 1946 ocupará Staffieri los cargos de Profesor Titular y Jefe del Servicio, cátedra que le servirá de apoyo para ser un elemento trascendente en nuestra sociedad en cuanto a la docencia se refiere. Allí supo rodearse de discípulos como González Sabathie, López Bonilla, Minnhaar, Levit, Vorovioff y con su propio laboratorio en donde trabajaban los Dres. Rodríguez Zebrian y Forte.

stafieri02
Con su primer nieto, David

Integró consejos Directivos y el 1º de junio de 1940 por elecciones fue Decano de la Facultad de Medicina.

Sus ideas consistían que la Universidad debía encontrarse aislada de los problemas políticos que se debatían en el país. Creía que el recinto universitario se debía dejar para la inquietud científica, de estudio e investigación, no negándose, al desenvolvimiento de ideales políticos fuera de la casa de estudios. Dijo: "... Nos tocará gobernar esta casa en horas ciertamente muy graves para los destinos de la humanidad...".

Por una publicación opositora Staffieri fue detenido y llevado con otros, preso a Buenos Aires. Ante tal actitud, los docentes no firmantes presentaron su renuncia en solidaridad. Aclarado el diferendo en 1945 es nombrado vicerector de la Universidad y el 14 de mayo es reelegido decano, puesto que ocupó hasta el 9 de marzo de 1946, en que por "inconducta" se le comunica su separación del cargo de Profesor Titular de Clínica Médica. Por nota el afirma "...culpable de inconducta es el profesor que tolera en silencio la prepotencia arbitraria, el avasallamiento de la ley y la conculcación de los principios morales o legales; cualquiera sea el riesgo que haya en hablar en la oportunidad....".

En noviembre de 1948 se constituyó con su impulso la Asociación Rosarina para el Fomento de la Investigación Científica.

El 6 de enero de 1957 se efectuó un acto académico en la Facultad de Medicina de Rosario en raíz de su designación como Profesor Honorario título que se le entregó el 4 de abril de 1959.

Miembro Correspondiente de la Academia Nacional de Medicina y luego Miembro Honorario en 1940.

Presidente por tres períodos del Círculo Médico, Miembro Honorario de la Academia Nacional de Ciencias, Presidente del Capítulo Rosarino de la Sociedad Internacional de Medicina Interna, Miembro de la Comisión Administrativa de la Asistencia Pública de Rosario, Presidente de la Sociedad de Gastroenterología. En 1927 en viaje por Europa dió conferencias en las Academias de Medicina de Roma y Turín las cuales fueron publicadas.

stafieri03
Con los doctores Ascoli y Frugoni caminando por Roma, 1927

Fallece el 28 de abril de1970, donde la sociedad médica y académica le ofrece los homenajes merecidos.

Vivió y defendió sus principios en todos los foros donde participó, tuvo admiradores y quienes no pensaron como el, pero siempre despertó respeto y nadie le puede negar el título que le colocó Juan M. González de "maestro".

Maestro de personalidades libres, guía de mentes sin ataduras; pues su vocación fue demasiado poderosa para unirse a ninguna tendencia que separa al individuo de su real destino, destino de trabajo y de libertad.

- "Yo de mí sé deciros que, perfectamente conciente de las limitaciones de mi inteligencia y de mi voluntad, he tenido, sin embargo, la inmensa dicha de haberme rodeado de un grupo, al final numeroso, de magníficos estudiosos que, considerándose mis discípulos me brindan el más íntimo halago, sin que pueda atribuir tan feliz circunstancia más que el hecho de haber sumado a mi vocación docente el deseo de ser un auténtico amigo de mis discípulos, amigo que critica y aplaude, que enciende y estimula la justa aspiración de una vida ascendente".

Rosario, Febrero del 2010

Estracto de David Staffieri: Juntando labores dispersas
Por Alberto J. Muniagurria