Facies

La cara es el espejo de la mente y por ello puede mostrar alegría o tristeza, dolor, ansiedad, depresión y miedo. A su vez, en la cara también se menifiestan enfermedades generales, o cambios de pigmentación o alteraciones metabólicas. Es en la observación de la cara donde primero se detecta al paciente pálido, rubicundo, cianótico, eritrocianótico o ictérico. Se debe observar la expresión, la coloración y la forma de la facies. En los párrafos sigientes se describen las facies más características