Get Adobe Flash player

María Gabriela Garrido - Patricia Arrastía

Se define la alopecia como la pérdida total o parcial del pelo.

Fisiología y Fisiopatología

El pelo es un producto queratinizado (sin vida) del folículo piloso. El crecimiento del pelo es cíclico y comprende tres etapas o fases:

Anágena: es una fase de crecimiento activo, tiene una duración de 2 a 5 años, con un promedio de tres años.

Catágena: es una fase de transición, su duración es corta, con un promedio de tres semanas. En esta etapa, cesa la actividad mitótica en la matriz y el crecimiento del pelo se detiene.

Telógena: es una fase de reposo, la duración promedio es de tres meses. Se acorta el folículo piloso y se forma el pelo en clavo.

Estos estadíos o fases son procesos dinámicos y varían según la región del cuerpo, y en relación a factores genéticos, hormonales, estacionales y ambientales.

Cada folículo posee un ciclo y es independiente de folículos vecinos. La cantidad de folículos en el cuero cabelludo es de aproximadamente 100.000. De estos el 85 a 90% están en anágeno y el 10 a 15% en telógeno. La pérdida de hasta 100 cabellos por día es normal. La longitud del pelo depende de la duración de la fase de crecimiento activo (anágena).

Los mecanismos fisiopatológicos que llevan a la alopecia, no siempre claros, difieren de acuerdo a la causa. Por lo tanto se analizan la fisiopatología, en cada caso, teniendo en cuenta la clasificación.

A grandes rasgos es importante determinar si la alopecia es localizada, difusa o generalizada; si es reversible o irreversible.

Clasificación

  1. ALOPECIAS CICATRIZALES
    • Enfermedades congénitas
    • Infecciones
    • Irradiación
    • Quemaduras
    • Caústicos
  2. ALOPECIAS NO CICATRIZALES
    • FISIOLÓGICAS
      • Alopecia post-parto
      • Alopecia neonatal
    • ENFERMEDADES SISTÉMICAS (Efluvio telógeno)
      • Fiebre
      • Enfermedades infecciosas
      • Estrés físico: anemias - cirugías
      • Enfermedades endócrinas: hipotiroidismo - hipertiroidismo
      • Deficiencias nutricionales: desnutrición proteicocalórica - deficiencia de cinc- selenio- hierro- biotina
      • Enfermedades crónicas: enfermedades hepáticas y renales - colagenopatías
      • Estrés psicológico
    • DROGAS Y AGENTES QUÍMICOS (efluvio anágeno)
      • Irradiación
      • Agentes quimioterápicos
      • Metrotexate
      • Colchicina
      • Intoxicación por talio
      • Mercurio
      • Hipervitamosis A/ Retinoides
    • TRAUMÁTICA
      • Tricotilomanía
      • Alopecia por tracción
    • ALOPECIA AREATA
    • ALOPECIA ANDROGENÉTICA

Las alopecias cicatrizales se producen por la destrucción o falta del folículo piloso. Es definitiva. Pueden ser causadas por defectos del desarrollo embrionario, como nevos epidérmicos u otros trastornos congénitos; infecciones bacterianas, micóticas, o virales (ej. herpes zoster); neoplasias o agentes físicos o químicos como quemaduras, radiaciones, agentes caústicos.

Las alopecias no cicatrizales pueden clasificarse en:

  • Fisiológicas: como ejemplo se pueden nombrar a la alopecia occipital del neonato, a la alopecia post parto y a la alopecia senil. Durante el embarazo el 95% del pelo se encuentra en anágeno, después del parto más del 50% entra en estadio de telógeno manifestándose la caída a los tres meses después del parto. En la alopecia senil aumentan los pelos en telógeno por acortamiento de la duración del anágeno.
  • Por enfermedades sistémicas: puede producirse por efluvio telógeno, esto significa que el proceso patológico lleva a los folículos en crecimiento activo a una fase de reposo. Representa el pasaje precipitado de un porcentaje de pelos anágenos a telógenos. La caída del pelo en telógeno es el patrón de una variedad de estímulos físicos o psíquicos estresantes. La caída del cabello se produce 3 a 4 meses después del proceso desencadenante. Siempre es reversible y no lleva a la pérdida total del pelo. Como ejemplo se pueden nombrar a la alopecia post febril, las enfermedades infecciosas, hemorragias, anemias, estrés, cirugías, dietas hipocalóricas, síndromes de malabsorción, déficit de aminoácidos, hierro y cinc. En los estados de desnutrición proteica el pelo además se ve seco, quebradizo y con aclaramiento de su color. La sífilis secundaria produce una alopecia con pelo de aspecto apolillado "alopecia en abras". En patologías con hiperandrogenismo, la hiperactividad de las glándulas sebáceas andrógeno dependiente produce alteraciones en el cuero cabelludo que pueden conducir a cierto grado de alopecia. Las hormonas tiroideas ejercen una acción importante sobre la piel y las faneras cutáneas incluyendo el pelo.
  • Por drogas y agentes químicos: los quimioterápicos (agentes antimitóticos) y la intoxicación por talio, producen caída en fase anágena (efluvio anágeno), por interferencia en la incorporación de aminoácidos esenciales, lo que lleva a la fractura del tallo dentro del folículo, y entonces el pelo se desprende al perder su raíz. La alopecia secundaria a irradiación afecta a los pelos en crecimiento, por lo que se manifiesta en el cuero cabelludo y la barba, donde la mayoría están en fase anágena. Tanto en la alopecia por irradiación como en la por quimioterápicos la alopecia es completa pero tiene recuperación total. Cuando la dosis de irradiación supera los 1200R habrá destrucción folicular y la alopecia será permanente. Otros fármacos que producen alopecia son: metrotexate, colchicina, heparina, cumarina, vitamina A (a dosis elevada) y retinoides. En todos estos casos la alopecia es difusa y transitoria. La intoxicación por talio produce la pérdida total del pelo a las 2 a 3 semanas de la intoxicación. El paciente presenta además síntomas neurológicos como irritabilidad, convulsiones, etc.
  • Traumáticas: La llamada tricotilomanía es producida por manipulación del pelo frecuente y subconsciente (enrollamiento de los pelos alrededor de los dedos). La alopecia es circunscripta a la zona del traumatismo. Cuando el proceso es crónico puede llevar a alopecia cicatrizal. La alopecia por tracción se relaciona con algunos peinados como trenzas, ruleros, hebillas, etc.
  • Alopecia Areata: la patogenia de la alopecia areata todavía es oscura, aunque la mayoría de los autores tienden a clasificarla como una enfermedad autoinmune. El estrés emocional se cita como un factor desencadenante. Se produce un daño folicular en anágeno y luego transformación rápida en telógeno. Se manifiesta con pérdida de pelo en placas, redondeadas o confluente tanto en el cuero cabelludo como en otras zonas pilosas del cuerpo, o en ambos. El cuero cabelludo tiene apariencia normal. Puede ser localizada con una o varias placas de alopecia; generaliza afectando todo el cuero cabelludo o universal con pérdida total del pelo en el cuerpo y el cuero cabelludo. Muestra cierta asociación con enfermedades autoinmunes, en particular las relacionadas con tiroides (hipotiroidismo, tiroiditis crónica de Hashimoto) y trastornos de la pigmentación como el vitíligo. Otra asociación son diabetes insulino-dependiente. En las uñas pueden observarse pequeñas depresiones o pitz.
  • Alopecia Androgenética: En su etiopatogenia influyen factores genéticos y hormonales. Es el resultado de la miniaturización progresiva del folículo piloso, lo cual lleva a la transformación de los pelos terminales en vellos. En el folículo piloso y las glándulas sebáceas existen receptores androgénicos, por lo tanto los andrógenos son reguladores del crecimiento del pelo. La hormona DHEA (dehidroepiandrosterona) es metabolizada en andrógenos más potentes como la testosterona y DHA (dehidroandrosterona) a través de una enzima denominada 5-alfa-reductasa. Esta enzima sería la responsable de la miniaturización de los folículos pilosos genéticamente marcados. Se manifiesta por pérdida del cabello con una distribución característica en vértex y entradas temporales y zonas frontales.

Interrogatorio y metodología de estudio

De la fisiopatología y las causas de alopecia que se mencionaron, se deduce que en muchas oportunidades la pérdida del pelo puede ser anticipada o su etiología fácilmente identificada como en el caso de irradiaciones, drogas y fiebre.

El interrogatorio se orientará a descartar enfermedades sistémicas que tengan repercusión a nivel del folículo piloso, drogas, factores genéticos. Al examen físico se determinará la característica, localización y extensión de la alopecia y la existencia otros signos y síntomas asociados.

La metodología de estudio dependerá de la orientación clínica obtenida por el interrogatorio y el examen físico. Dentro de los estudios de laboratorios se deberán solicitar, hemograma, ferremia y hormonas tiroideas entre otros.

Bibliografía

Fizpatrick Dermatología en Medicina General, 6ta ed. Irwin Freedberg,MB et al 6ta ed. Bs As.: Médica Panamericana, pp 719-735, 2005.
Harrison´s principles of Internal medicina, 11th, ed.McGraw-Hill Book Co., New York, pp355,642,732,1531,1767,1987.
Fernández Bussy,RA, Porta Guardia,C. Enfermedades de la piel bases para su atención primaria. UNR Editora, 3ra Ed., 2006.,pp389-396.
Woscoff,A, Cabrera,H. Orientación Dermatológica en Medicina Interna. Lopez libreros ed, 1995.,pp 263- 269.