Get Adobe Flash player


El doctor Avelino Gutiérrez, un español en la Medicina argentina. 1912 (A.G.N.)

Avelino Gutiérrez: Nacido en la aldea de San Pedro de Soba, provincia de Santander, España, el 21 de julio de 1864, llegó a Buenos Aires el 8 de diciembre de 1882, e ingresó en la Facultad de Ciencias Médicas en 1884. Le pagó el pasaje su hermano Francisco, quien fuera el "adelantado" de la familia, uno de los tantos inmigrantes que poco después de la segunda mitad del siglo XIX arribaron a la Argentina y lograron una posición económica desahogada.

Estudiante sobresaliente, Avelino Gutiérrez fue nombrado ayudante de disección en la cátedra del profesor Mauricio González Catán, y en 1886 obtuvo por concurso el cargo de director del Museo del Círculo Médico Argentino. En ese año las circunstancias pusieron a prueba su solvencia moral. En efecto, habiéndose desatado la epidemia de cólera se presentó a las autoridades sanitarias para que le asignaran el puesto que le correspondía, y lo destinaron a la Casa de Aislamiento (actualmente, el Hospital Muñiz), donde permaneció hasta la desaparición del flagelo. En 1890 su tesis para el doctorado, titulada "Anatomía del mediastino", se hizo merecedora de la medalla de Oro. Y con el flamante título bajo el brazo contrajo matrimonio, el 22 de mayo de 1890, con Rita Gutiérrez.
En 1892 fue adscripto al Servicio de Cirugía del doctor Andrés F. Llobet en el Hospital Rawson; dos años después, profesor suplente de anatomía topográfica, al tiempo que se desempeñaba como cirujano en el Servicio de Pediatría dirigido por el profesor Gregorio Aráoz Alfaro; finalmente, en 1896 asumió la jefatura de Clínica Quirúrgica en el Hospital San Roque, dirigido por el profesor Julián Aguilar.
Aunque fue un gran cirujano que utilizó una técnica de avanzada para la época, su aporte más valioso se centró en el campo de la enseñanza de la Anatomía. Hasta entonces, ésta era dictada siguiendo dos puntos de vista o modos de abordaje: el analítico (anatomía descriptiva) y el sintético (anatomía topográfica). Su propuesta, que numerosos especialistas calificaran de revolucionaria, consistió en dividir el organismo en aparatos orgánico-funcionales e introducir a los alumnos en un estudio analítico-sintético y cíclico muy superior, "bisturí en mano". Este enfoque de la enseñanza de la Anatomía, dictando clases sobre el aparato locomotor, por ejemplo, respiratorio o circulatorio, y dividiendo el universo de estudiantes en comisiones con treinta alumnos como máximo colocaría a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires a la altura de las mejores y más actualizadas del mundo en la materia. Pero las ideas de Gutiérrez fueron inicialmente resistidas por varios profesores, hasta que el decano Alfredo Lanari terció en el debate y le confió las dos cátedras de Anatomía.


Con sus nueve hijos y su esposa Rita Gutiérrez. 1914 (A.G.N.)


El doctor Avelino Gutiérrez, que ocupaba la titularidad de la Cátedra de Anatomía Topográfica desde 1911 hasta 1926, participó plenamente en las contradicciones que le tocaron vivir. Cuando estalló la guerra entre Cuba y los Estados Unidos, los españoles residentes en la Argentina reunieron fondos para comprar el crucero Río de la Plata, y Avelino Gutiérrez, a poco de haberse recibido, hizo el aporte correspondiente (donó 7000 pesos para la causa de España), aunque no le sobraba el dinero. Luego en 1894, cuando parecía que Argentina ingresaría en una guerra limítrofe que felizmente no se desencadenó, peticionó el destino de cirujano mayor del cuerpo de sanidad en una división militar.
Creador de la Institución Cultural Española- entidad que posibilitó la visita al país de intelectuales de la talla de José Ortega y Gasset o Eugenio D' Ors- y fundador de la Asociación de Protección al Inmigrante, el 9 de marzo de 1925 ingresó como Miembro Titular a la Academia Nacional de Medicina, ocupando el sitial número 11.


Avelino Gutiérrez en la recepción al doctor Ramón Menéndez y Pidal. Octubre de 1917 (A.G.N.)


En el Club Español, en ocasión de homenajear al doctor Marcos Avellaneda (A.G.N.)

Jubilado como docente y alejado de la profesión, Avelino Gutiérrez dedicó sus últimos años al cultivo de árboles frutales en la provincia de Río Negro. Entonces renunció a la Academia, debido a que las nuevas actividades le impedían cumplir sus compromisos; fue reemplazado por el doctor Ricardo Finochietto. En 1945 la Asociación Argentina de Cirujanos lo distinguió con el título de Cirujano Maestro. Era el reconocimiento a una vida plenamente dedicada al difícil arte de curar. Pero ese mismo año falleció su hijo, Alberto, mientras veraneaba en los lagos del sur. El doctor Avelino Gutiérrez, aquejado por esa pérdida, empeoró de sus dolencias (reumatismo poliarticular y aterosclerosis), para fallecer poco después, el 26 de febrero de 1946.

Fuente: Roemmers 90 años junto a la medicina argentina. TOER EDICIONES.