Médicos en la historia

Un sección para recordar aquellos médicos de tiempos pasados que mejoraron la medicina

udaondo1
Doctor Carlos Bonorino Udaondo

El 27 de abril de 1928 el doctor Gregorio Aráoz Alfaro dijo en su discurso de presentación del flamante Miembro de Número de la Academia Nacional de Medicina, doctor Carlos Bonorino Udaondo: "hijo de familia prestigiosa y opulenta, podía haber seguido la vida fácil y cómoda del rico heredero, tan común entre nosotros". Como es obvio, ése no fue el caso del nuevo académico, nacido en 1884, graduado en 1908, Jefe de Clínica precisamente del doctor Aráoz Alfaro, Profesor Suplente de Semiología en 1913 y Profesor titular de la materia en 1928. Y ese mismo año, cuando ocupó el sitial número 12 de la Academia que más tarde llegaría a presidir, asumió la Dirección del Instituto de Gastroenterología del Hospital Ramos Mejía.
La capacidad de trabajo del doctor Carlos Bonorino Udaondo queda de manifiesto acabadamente cuando se revisan algunos de sus antecedentes profesionales. En 1929 fue consejero de la Facultad de Ciencias Médicas, vicedecano en 1930 y decano en 1931. La Facultad lo nombró delegado oficial del Segundo Congreso Nacional de Profilaxis Antituberculosa, y en 1936 presidió la delegación argentina ante el Segundo Congreso de Neurología de Río de Janeiro. También fue miembro de la Comisión Nacional de Asilos y Hospitales Regionales, Presidente de la Liga Argentina contra la Tuberculosis, de la Asociación Médica Argentina, de la Sociedad de Medicina Interna, del Tercer Congreso Nacional de Medicina, de la Sociedad de Gastroenterología, y del Comité Argentino ante el Primer Congreso Internacional de la Litiasis Biliar, de Vichy. Autor de más de medio millar de monografías y trabajos científicos y de una docena de obras de texto, sus investigaciones abordaron problemas de clínica general, semiología, endocrinología y neurología, afecciones del aparato respiratorio y, muy especialmente, afecciones digestivas.

udaondo2
El doctor Bonorino Udaondo, con su hijo Carlos José, 1912.

El doctor Bonorino Udaondo, que culminaría su carrera docente como Profesor Honorario de la Facultad de Ciencias Médicas, también fue un gran conferencista. Invitado por las Facultades de Medicina del Litoral, Córdoba, La Plata, Santiago de Chile, París, Londres y Roma, entre otras, brindó ponencias que fueron siempre bien recibidas por estudiantes avanzados y colegas deseosos de tomar contacto con su palabra autorizada.

udaondo3
El doctor Carlos Bonorino Udaondo con sus pares de la Academia Nacional de Medicina. 1932.

Fue director del Dispensario Público Nacional para Enfermedades del Aparato Digestivo, donde se dictaban cursos de perfeccionamiento reconocidos internacionalmente; en esa dependencia funcionó la comisión organizadora de la Filial Argentina de la National Gastroenterological Association, entidad presidida por Anthony Bassler, con sede en Nueva York. Como no podía ser de otra manera, los fundadores de la Filial designaron como titular a Bonorino Udaondo, habida cuenta de que era el miembro más acreditado en la especialidad y con mayor experiencia en conferencias, sesiones y congresos científicos. Durante su larga vida -falleció el 15 de noviembre de1951- el doctor Carlos Bonorino Udaondo asumió grandes responsabilidades, desplegó una notable carrera docente, realizó numerosas investigaciones con tenacidad y rigor, y desempeñó cargos públicos en forma desinteresada y con total entrega. Su nombre trascendió las fronteras de la Argentina y varias universidades del exterior lo nombraron profesor honorario, al tiempo que instituciones como la Real Academia de Roma, La Academia de México y la de Río de Janeiro lo incorporaron en sus respectivas nóminas de miembros, distinguiéndolo merecidamente.

udaondo4
Clase magistral ante distinguidos colegas. En la primera fila, de traje, el doctor Mariano Castex.

Fuente: Roemmers. 90 años junto a la medicina argentina. TOER EDICIONES

  • Pioneros
  • Hermanos cirujanos
image
Nació en Buenos Aires el 22 de febrero de 1859, de padre escocés y madre irlandesa. A los 30 años, el 2 de julio de 1889, egresó de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Buenos Aires. En tal sentido, encarnó una verdadera transgresión para la época, habida cuenta de que entonces no se consideraba el ejercicio de la Medicina como una de las "tareas propias de su sexo".
image
El 18 de noviembre de 1914, en la cama 14 de la sala Fernández del Instituto Modelo de Clínica Médica, se realizó la primera transfusión sanguínea estabilizada con citrato neutro de sodio de la historia.
image
Hijo de humildes inmigrantes piamonteses, nació en Buenos Aires en 1884 y murió en Rosario a los 51 años. Se graduó en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, y se casó con una inmigrante catalana; luego toda la familia se trasladó a Rosario.
image
Lelio Zeno nació en Turín (Italia) el 16 de marzo de 1890. El apellido Zeno tuvo gran popularidad en Europa en la Edad Media, debido a la devoción a San Zeno, quien fuera obispo de la ciudad de Verona en 1334.