Grandes síndromes

Una recopilación de los principales síndromes en la práctica médica.

por Carlos R. Salvarezza

El examen de la expectoración es un metodo importante para diagnosticar determinadas enfermedades del aparato respiratorio. Pueden investigarse bacteria, bacilos de Koch, celulas, hongos, parasitos y otros elementos.

Bacterias. En condiciones normales en la boca y en la faringe existe una flora mixta constituida por bacterias saprofitas, y algunas eventualmente patógenas. La expectoración tiene el incoveniente de contaminarse con esos microorganismos cuando atraviesa la orofaringe. Ese el motivo por el cual el valor del esputo en el diagnostico etiológico de las infecciones bacterianas de las vias aereas inferiores da lugar a controversias. Nosotros consideramos que este metodo sirve para establecer un diagnostico etiológico presuntivo siempore que reuna ciertas condiciones: tener mas de 25 leucocitos y menos de 10 celulas de descamación por campo de pequeño aumento, epitelio ciliado comnar, macrofagos alveolares, predominio de una bacteria morfología tipica y el hallazgo de fibras de elastina.

Bacilos de Koch. El hallazgo de bacilos de Koch certifica el diagnostico de tuberculosis, pero su ausencia no lo excluye, ya que se necesita una concentración de 10000 bacilos por mililitro de expectoración para que se detecten.

En ocasiones una muestra del esputo es falsamente positiva porque el frotis contiene particulas acidorresistentes. Estas particulas, que pueden parecerse a los bacilos de la tuberculosis, son: ceras, aceites, bacilos saprofitos acidorresistentes, algunas especies de nocardias, esporas de bacilos subtilis, algunas fibras, pólenes de coníferas.

Células. Celulas neoplásicas. En poacientes portadores de un carcinoma broncogenico es posible detectar celulas neoplásicas en el 85% de los casos localizados en los grandes bronquios, y en el 50% cuando la localización es periferica, siempre que se examinen tres muestras de esputos como minimo. Es dificil determinar el tipo histologico al que pertenecen estas celulas, y excepcionalmente se puede diferenciar una neoplasia primitiva de una secundari. En ocasiones las celulas neoplásicas pueden confundirse con macrofagos anormales y con algunas celulas con procesos degenerativos, originando falsos positivos.

Leucocitos neutrofilos. Son frecuentes en las secreciones bronquiales de los asmáticos.

Otras celulas. Hematicas (eritrocitos) en los esputos hemopticos, antracoticas (macrofagos con granulos oscuros) en personas que aspiran particulas de carbon, cardiaca (macrofagos con pigmentos ferruginosos) en la insuficiencia cardiaca izquierda.

Hongos. Normalmente en la expectoración se pueden encontrar filamentos de hongos, razon por la cual su hallazgo origina un problema diagnostico en cuanto a determinar su patogenicidad o no. En el esputo de las micosis pulmonares es posible detectar blastomices, coccidiodes, aspergilos, histoplasmas, criptococos, monilias.

Parasitos. En la hidatidosis pulmonar pueden observarse ganchos de equinococos en la expectoración cuando un quiste se rompe en un bronquio.

Actualmente la investigación sistematica del Pnemocytis carinii ha aumentado notablemente sus resultados positivos debido a la frecuencia del síndrome de inmunodeficiencias adquirida (SIDA).

Otros elementos. El hallazgo de granulos de “azufre “es característico de la actinomicosis; los cristales de Charcot-Leyden (fusiforms, brillantes) son tipicos del asma bronquial; los espirales de Curschmann (filamentos de forma espiralada) rara vez se encuentran en el asma; los tapones de Dittrich (granulos blanquecinos) pueden observarse infrecuentemente en infecciones bacterianas severas.